Acceso Familia /
Family Access

Acceso

Para acceder utilice su eMail y Contraseña, si aún no tiene su clave de acceso solicítela en el siguiente link: Solicitud de contraseña

  • Slider4 1
  • Slider4 2
  • Slider4 3
  • Slider4 4
  • Slider4 5
  • Slider4 6
  • Slider4 8
  • Slider4 9
  • Slider4 10
  • Slider4 11
  • Slider4 12
  • banner 13

Su objetivo principal es contribuir en la evolución del aprendizaje natural del niño y lograr un desarrollo integral de éste.

Este método, parte de la base de que el talento musical no se hereda, sino que se educa. Todos los niños pueden llegar a tocar un instrumento a través de la práctica.

Fomentar la educación musical a través del aprendizaje de un instrumento musical desde muy pequeños, es uno de los principios fundamentales del método Suzuki, el cual tiene como objetivo ayudar a los niños a desarrollar sus capacidades como seres humanos mediante la música.

El método Suzuki no solo es un sistema de aprendizaje, sino que es una filosofía de vida que se basa en el respeto al niño como persona. Posee el concepto de que la habilidad musical no se hereda, sino que se educa, se aprende y se desarrolla, es decir -con práctica- todos los niños pueden llegar a tocar un instrumento. También es conocido como Método de la Lengua Materna, pues los niños aprenden a tocar un instrumento musical desde muy pequeños y los padres representan un pilar muy importante en su aprendizaje, dado que deben fortalecer en la casa lo aprendido en clases. A esto se le llama el triángulo Suzuki: alumno- padres- profesor.

Fue creado por Shinichi Suzuki, violinista, educador, filósofo y humanitario, quien resolvió con determinación traer la belleza de la música a las tristes vidas de los niños de su nación, tras los desastres de la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, se ha convertido en un movimiento internacional que ha contribuido a la evolución de muchas de las teorías sobre la educación infantil.

A partir de 1989 Santiago College comenzó a adoptar el programa Suzuki con el aprendizaje del violín, pero al ver los excelentes resultados se decidió incorporar el piano y también el violonchelo. Nuestro colegio fue uno de los colegios pioneros en el país en utilizarlo. A raíz de esto, establecimientos como el Monte Tabor, Las Ursulinas, Liceo Victorino Lastarria, El Vergel, entre otros, pidieron asesoría a nuestro Colegio para comenzar a enseñar el método Suzuki a sus alumnos.

Las clases del método Suzuki en el Santiago College se dan dentro de las horas de música, teniendo una clase individual y otra de grupo. En ambas se va desarrollando la memoria, la concentración, se adquiere musicalidad artística y emocional, y la autoestima se eleva. Los alumnos aprenden a socializar a través de la música, se fortalece la amistad, la cooperación y la confraternidad. “Los niños aprenden con alegría su respectivo instrumento, se van contentos de su clase y la confianza que reciben de sus profesoras al escuchar “tú puedes” los motiva a seguir aprendiendo. Adquieren seguridad en sí mismos, pues tocan primero frente a sus compañeros, después a su familia y posteriormente en conciertos”, señaló una de las profesoras a cargo de la implementación de este método en el Colegio, Miss Sara Benites.

El objetivo principal del método Suzuki es ayudar al niño a encontrar la alegría de hacer música, desarrollar la confianza en sí mismo, tener determinación, perseverancia, autodisciplina y concentración. Contribuir en la evolución de su aprendizaje natural, para que finalmente llegue a ser una persona buena y feliz. “El respeto por el ritmo de aprendizaje del niño es una de las características de enseñanza del método Suzuki. El avance de cada niño es diferente, pero todos llegan a una meta y la felicitación es imprescindible. Es por eso que los padres que tienen a sus hijos en el programa Suzuki entienden que solo con actitudes positivas pueden lograr que sus hijos desarrollen todo su potencial”, finalizó nuestra profesora Sarita.