Acceso Familia /
Family Access

Acceso Usuarios

Para acceder utilice su eMail y Contraseña, si aún no tiene su clave de acceso solicítela en el siguiente link: Solicitud de contraseña

  • slideADMPREKINDER
  • slidesolidaridad
  • slide alegria
  • slide honestidad
  • slide perseverancia
  • sliderespeto
  • sliderespondabilidad

La destacada astrónoma nacional ha hecho una importante carrera en el mundo de la Astrofísica, siendo reconocida en diversos países del mundo por los importantes aportes que ha hecho a esta ciencia. Hoy, a 43 años de haber egresado del Santiago College, habla sobre los valores entregados por el colegio que fueron claves para su éxito.  

 

Mónica Rubio es de la época en que el Santiago College era un colegio exclusivo para señoritas. Egresó en 1972, primer año en que comenzaron a incorporarse los hombres, sin embargo, como entraron a pre-básica las mujeres 

seguían teniendo el dominio absoluto del SC. Una de las grandes ventajas de ello –recuerda- era que no tenían que compartir las canchas con los partidos de fútbol masculinos, sino que estaban a su plena disposición para jugar rounders o naciones, como era tradición en su época.

Mónica ha dedicado su vida al estudio de las galaxias y del espacio. Realizó un Máster en Astronomía en la Universidad de Chile y, posteriormente, un Ph.D. en Astrofísica y Técnicas Espaciales en la Universidad de París. Entre 2008 y 2014 fue directora del programa de Astronomía de Conicyt, donde estuvo a cargo de definir su misión y planificación, como un área de desarrollo estratégica de la ciencia en Chile. Ha sido profesora visitante en importantes universidades del mundo, tales como: Harvard, Columbia, Arizona y Yale, en Estados Unidos; en la Ecole Normale Superieure (ENS) y en el Instituto de Astrofísica Espacial de Francia; y en el Max Planck Institute de Alemania.

 

Además de los muchos puestos importantes que ha ocupado en el mundo de la Astronomía y de las innumerables veces que ha sido galardonada por sus amplios conocimientos en esta ciencia, recientemente, fue destacada por la revista Nature, la cual publicó un estudio sobre uno de sus últimos descubrimientos: cápsulas donde nacen estrellas en una galaxia con pocos ingredientes para formarlas. “Estar en la revista Nature es como sacarse medalla de oro en las Olimpiadas”, cuenta Mónica, que, sin ir más lejos, ya es la segunda vez que una de sus investigaciones aparece publicada ahí.  

La brillante carrera que ha desarrollado nuestra ex alumna ha sido, en parte, gracias a la impronta que le dio el Santiago College de dar siempre lo mejor de sí. “Uno tiene una responsabilidad de hacer las cosas de acuerdo a las capacidades que uno trae, que son propias y,  por lo tanto, trabajarlas y ponerle esfuerzo a las cosas es muy importante, más que la meta final”, recalcó.


- ¿Cuáles fueron los valores entregados por el colegio que más te han servido en tu vida profesional y personal?

- En particular, creo que la honestidad, la perseverancia y la responsabilidad  son los valores que yo destaco del colegio. Dar lo mejor de uno, trabajar duro para lograr una meta y si no se logra estar tranquila y satisfecha porque se hizo todo lo posible por lograrlo. Si resultó fantástico y si no resultó, bien también.

- ¿Cuáles son los mejores recuerdos que tienes de tu etapa escolar?

- Lo que más recuerdo del colegio eran los juegos de rounders que hacíamos en la cancha de Los Leones. En esa época éramos puras mujeres, entonces, cuando terminábamos de almorzar, nos íbamos un grupo a las canchas y jugábamos rounders o naciones durante todo el recreo. Por su puesto, también, lo pasábamos muy bien en los paseos de curso y en algunas actividades muy específicas que me tocó vivir, como algunos debates que hacíamos en la clase de Historia. También, lo pasábamos muy bien en las clases de cocina y de manualidades.

- ¿Qué herramientas entregadas por el colegio son las que más te han aportado en tu carrera profesional hasta hoy?

- Como primera cosa y fundamental es el inglés. Segundo, la perseverancia.

- ¿Cómo definirías a los alumnos que egresan del Santiago College? ¿Cuál crees que es su sello, o las principales características que los hacen diferenciarse?

- Yo diría que lo más importante es que son tremendamente tolerantes, porque están acostumbrados y aceptan la diversidad, tanto religiosa como cultural. Creo que el SC es un colegio en que los niños y todos los alumnos que salen de ahí se han visto enfrentados a convivir con estudiantes de otras culturas y religiones, lo que hace que esa diversidad cultural sea muy enriquecedora, acercándose mucho a cómo es el mundo real. Además, pienso que tienen mucha seguridad en sí mismos, saben preguntar y no se amilanan.

- ¿Qué es lo que más valoras y agradeces del SC?

- El inglés, creo que ha sido fundamental en mi vida profesional, el hecho de tener muy buen inglés y cultura académica, un cariño por el estudio y por hacer las cosas bien. Y, como te decía al principio, lo que más valoro es esta impronta que nos dio el colegio de dar lo mejor que uno tiene, de tratar de sacar de sí lo mejor. Uno tiene una responsabilidad de hacer las cosas de acuerdo a las capacidades que uno trae, que son propias y,  por lo tanto, trabajarlas y ponerle esfuerzo y dedicación a las cosas es muy importante, más que la meta final.

- Hoy nos cambiamos de casa, pero no de colegio, ¿cuáles crees que son esas raíces que en la nueva casa no se deben perder?

- A parte de las tradiciones y valores que dieron origen al colegio, una de las cosas que creo que no se deben perder es el espíritu solidario, la conexión con la realidad del entorno y del país, no transformarse en una burbuja. En mi época había muchas familias de distintas culturas y orígenes socioeconómicos amplios y eso creo que es muy importante de mantener.

Como tercera cosa, creo que la excelencia académica es algo que siempre se debe mantener.