Acceso Familia /
Family Access

Acceso Usuarios

Para acceder utilice su eMail y Contraseña, si aún no tiene su clave de acceso solicítela en el siguiente link: Solicitud de contraseña

  • slideADMPREKINDER
  • slidesolidaridad
  • slide alegria
  • slide honestidad
  • slide perseverancia
  • sliderespeto
  • sliderespondabilidad

El terapeuta ocupacional y profesor alemán Frieder Haas se ha especializado en el tratamiento de niños con déficit atencional, utilizando una técnica muy diferente a las que se usan tradicionalmente para frenar este trastorno. Un sistema muy sencillo, que tiene como base fortalecer el equilibrio corporal, para potenciar la concentración y la atención en clases.

A principios del mes de marzo Frieder vino a nuestro colegio a mostrar su técnica y a dar algunos consejos prácticos para utilizar en la sala de clase.

La terapia de integración sensorial que él postula parte de la premisa de que además de los cinco sentidos que conocemos (visión, audición, olfato, gusto, tacto) poseemos otros complementarios, como el equilibrio, la propiocepción (a través de las articulaciones, músculos y tendones) y la percepción mediante la piel. Cuando existe alguna alteración en la integración de uno o varios de estos sentidos se puede producir un déficit atencional como consecuencia.

Según el terapeuta, en la mayoría de los casos es difícil determinar el origen de este trastorno, lo que significa que tampoco podemos evitar que suceda. No obstante, se puede apoyar con la estimulación que corresponda en cada caso lo antes posible, de manera de evitar que esto empeore y que el niño y la familia sufran.

Le preguntamos sobre sus técnicas para enfrentar este problema y esto fue lo que nos respondió:

¿El hecho de que niños o adultos presenten problemas de hiperquinesis o déficit atencional tiene relación con la carencia de algún factor en su etapa de desarrollo, es decir, falta de estímulos, desorden de hábitos u otros?

Es una de las posibilidades. También puede ser por falta de oxígeno en el parto, enfermedades durante  el embarazo de la mamá, fumar, consumir drogas o alcohol. Generalmente no se puede identificar la causa.

 ¿Qué consideraciones deben tener los padres en la educación de sus hijos para que esto no suceda?

Si esto fuese falta de estimulación solamente, se podría evitar. Uno nace con este problema, que implica que uno o varios sentidos no se desarrollan automáticamente, por eso se necesita ayuda concreta para desarrollar los sentidos que se quedaron inmaduros.  Mi terapia implica capacitar a los papás también, para que puedan ejercitar con el niño en la casa como corresponde. 

¿En qué consiste la estimulación de la percepción según Frostig? ¿Cómo se trabaja específicamente?

La estimulación a base de la integración sensorial según Jean Ayres y Marianne Frostig consiste en el principio de dejar madurar el sistema nervioso central, que quedó en algunas partes inmaduro.   

¿Qué deben hacer los profesores en la sala de clases frente a este problema?                         

Primero: el profesor tiene que entender la situación del niño. El niño quiere aprender contenidos, pero no puede porque está ocupado con la función (equilibrio, propiocepción, visión, audición). Mayormente se trata de una inmadurez del cerebelo, que tiene que preocuparse de la postura, la tensión automática de la musculatura y la coordinación. Si el cerebelo es inmaduro, el cerebro debe preocuparse de realizar gran parte de ese trabajo (que le corresponde al cerebelo), por lo que gasta la concentración que debe focalizar en los contenidos.

Se consultó a la profesora Jefe del Área Educación Física y Deportes, Javiera Paredes, sobre el aporte de esta charla en su trabajo diario con los alumnos y esto fue lo que nos respondió: “En relación al taller que nos ofreció Frieder Haas, debo decir que fue de suma utilidad para comprender el comportamiento de muchos niños en general. La constante necesidad de moverse o tener un objeto en la mano radica muchas veces en un factor intrínseco del niño, y no mera desmotivación, exceso de energía o poco interés. Las estrategias entregadas han sido utilizadas durante clases, buscando cuál de ellas se acomoda mejor a ciertos alumnos, por lo que considero que este método es una excelente herramienta para todos los educadores y familias”.

Recomendaciones del terapeuta para los colegios:

  • Ofrecer la posibilidad de beber agua fría de una botella en clases (tranquiliza niños, aumenta la atención y mejora el rendimiento).

  • Instalar un mini trampolín en la sala de clase o en el pasillo (saltar aumenta la atención, la memoria, la capacidad de escuchar  y calma el sistema nervioso central. De esta manera, el niño puede participar más tranquilo y atento en clases).

  • Facilitar la posibilidad de moverse en forma dirigida.

  • Para captar mejor su atención, utilizar varios sentidos. Por ejemplo: hablarle y, al mismo tiempo, tocar su hombro y repetir la instrucción.

  • Dejar girar los hombros 10 veces hacia adelante (aumenta la capacidad de leer y escribir).

  • Instalar una mesa más alta, para que pueda trabajar de pie.

  • Tomar asiento en una pelota de pilates (para aumentar la atención y concentración).

  • Permitir que pueda ir al baño para recuperar su concentración.

  • Hacer masajes en los lóbulos de las orejas.

  • Instalar en la sala de clases un balde con agua fría y permitir que puedan mojar sus manos.

    {oziogallery 224}