Acceso Familia /
Family Access

Acceso Usuarios

Para acceder utilice su eMail y Contraseña, si aún no tiene su clave de acceso solicítela en el siguiente link: Solicitud de contraseña

  • slidesolidaridad
  • slide alegria
  • slide honestidad
  • slide perseverancia
  • sliderespeto
  • sliderespondabilidad

En la actualidad se ha comprobado que el ambiente que se da en la sala de clase es crucial para lograr una instrucción exitosa. Si bien, el manejo de los contenidos por parte del profesor es fundamental, existen otros factores sustanciales que pueden ser determinantes para que el  proceso de aprendizaje se lleve a cabo con éxito.

A sus 82 años, la ingeniero civil y ex alumna del Santiago College realiza actividades bastante fuera de lo común: practica esquí acuático, ha saltado en paracaídas y es piloto de avión. Tiene tres hijas y siete nietos. La mayor parte de su tiempo la dedica a su familia, especialmente a estos últimos. Con ellos comparte sus hobbies, hace deporte y conversa sobre la vida.

“Denle la oportunidad a las generaciones jóvenes, yo soy muy antigua para estas cosas”, fue la frase que nos repitió varias veces cuando la llamamos para pedirle una entrevista. Nunca estuvo muy convencida de querer hablar sobre ella, sin embargo, luego de varias insistencias la logramos persuadir de que su trayectoria ameritaba ser contada.

Luego de más de trece décadas formando personas y de haber pasado por tres siglos de historia, el SC se perfila como un referente en la educación del país. Un colegio con mirada al futuro, que progresa y que es capaz de ir liderando los avances que van sucediendo en Chile y en el mundo en materia educacional. 

Miles de anécdotas, recuerdos y experiencias se pueden contar en 135 años de vida. 135 años que han formado a cientos de generaciones y a miles de personas, las cuales han mantenido vivo el espíritu del Santiago College hasta la actualidad, sin perder jamás los principios bajo los cuales fue fundado en 1880: entregar una educación de vanguardia y excelencia académica.

“El mismo empeño que uno le pone al estudio y a los deportes hay que ponérselo al alma, al espíritu. Si uno gasta tiempo en ejercitar la mente y el cuerpo, ¿qué pasa con el espíritu?”, recalcó.

 

El Rugby y el fútbol eran su pasión. Formaba parte de la selección del colegio, lo que le consumía gran parte de su tiempo. Era un excelente alumno, uno de los mejores de su clase. Le gustaba salir con sus compañeros, ir a fiestas y pasarlo bien, como cualquier joven a los 16 años.  Samuel Arancibia Lomberger era una persona muy completa, tanto así, que al salir del colegio fue destacado con la máxima distinción que un alumno puede recibir del Santiago College: el Finer Humankind Award. Además, recibió el Sportmanship Award, que se le otorga al estudiante que encarna el espíritu deportivo en su más amplio sentido. Lo que él más quería era ser médico, para aportar al país y a la sociedad. Definitivamente, ser cura no estaba en sus planes.

Amigas como hermanas, idas al cine y fiestas los sábados son algunos de los miles de recuerdos de esta ex alumna que estuvo interna durante casi toda su etapa escolar. Hoy nos cuenta anécdotas de este importante período del colegio que -según dice- fueron sus mejores años.

 

Gloria podría estar un día completo hablando sobre cuando estuvo interna en el Santiago College. Para ella son como sus años dorados, una etapa que recuerda como si fuese ayer, con mucha alegría y, a la vez, nostalgia de esa época de su vida tan entretenida que ya no volverá. 

Oriunda de Talca, Gloria Gelmi llegó como interna en sexto básico a un colegio vanguardista para la época y bastante más liberal de lo que solía ser su tradicional familia talquina. A pesar de que pasó casi toda su etapa escolar lejos de sus padres nunca tuvo tiempo para echarlos de menos, rodeada de amigas se sintió siempre muy acompañada. “La convivencia era absolutamente espontánea, nos queríamos tanto porque estábamos todas en el mismo saco. Nos apoyábamos, compartíamos, nos guardábamos los secretos y todas las leseras que hacíamos; era como estar con muchas amigas siempre”, aseguró.