Acceso Familia /
Family Access

Acceso

Para acceder utilice su eMail y Contraseña, si aún no tiene su clave de acceso solicítela en el siguiente link: Solicitud de contraseña

  • Slider4 1
  • Slider4 2
  • Slider4 3
  • Slider4 4
  • Slider4 5
  • Slider4 6
  • Slider4 8
  • Slider4 9
  • Slider4 10
  • Slider4 11
  • Slider4 12
  • banner 13

Uno de los integrantes más antiguos de la comunidad SC finalizó hoy una larga etapa de servicio y trabajo para el colegio. Eugenio Durán Stuardo, conocido por todos como “pajarito”, entró a trabajar al Santiago College como auxiliar en 1980, lugar en donde creció y vivió tiempos buenos y difíciles, pero siempre, con su alegría y característico buen humor, estuvo atento a las necesidades y requerimientos del colegio.

Hoy, 37 años después,  auxiliares, profesores, inspectores, principals y alumnos lo despidieron con mucho cariño y nostalgia por los momentos vividos, pero, por sobre todo, con inmensa gratitud por todos sus años de compromiso con el SC.

La directora, Miss Lorna Prado Scott, conoció a pajarito en la época en que ella era profesora de Educación Física. Sus clásicas desavenencias por el fútbol los llevaron a tener una gran amistad que permanece hasta el día de hoy. “Una vez más, quiero darle las gracias por todos los momentos entretenidos que hemos tenido, por todo lo que nos ha dado y por todo lo que usted entregó al colegio en las buenas y en las malas y esa es una lealtad que se agradece siempre. Lo vamos a echar de menos, pero sabemos que siempre lo tendremos en nuestros corazones”, enfatizó la directora.

Luego de una emotiva despedida, antes de irse, Eugenio quiso contar la historia de su apodo pajarito, como ha sido conocido durante su larga trayectoria en el colegio. Para los que no la conocen, aquí está:

Cuando llegué al Santiago College en el año 80, antes de la celebración del 18 de Septiembre, donde estaba la cúpula en el colegio antiguo, se hacía una ramada y se celebraba el 18. En ese entonces, Juanito Cáceres (q.e.p.d.) y Antonio Carrasco (papá) estaban con una escalera mirando los mástiles y pensando quién podía subirse a poner el cordelito. En ese momento aparezco yo, y ellos me dicen: ‘Bueno, Eugenio nos puede ayudar’, y yo dije: ‘ya pue, yo puedo’. En eso, me subí y cuando estaba arriba en la escalera Juanito le dice a Antonio: ‘¡Mire!, parece un pajarito en el nido’. De ahí nació el apodo de pajarito, como me conocen todos hasta el día de hoy”.

¡Hasta siempre pajarito! ¡Muchas gracias por todos los lindos momentos que nos entregó!